Género
Eje
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Prada

La casa Prada fue fundada por Mario Prada en 1913. En sus primeros años la firma se dedicó al diseño y venta de baúles, bolsos, maletas y zapatos en Milán.

Más tarde, en 1978, la empresa sufrió grandes cambios con la dirección de la nieta del fundador, Miuccia Prada. En 1989 Miuccia presentó su primera colección de prendas Prêt-à-Porter. Esta colección destacó por su elegancia, sencillez y sobriedad. En 1992 Miuccia presentó la marca Miu Miu, más juvenil e informal. 

Historia

La firma Prada se fundó en Milán en el año 1913 fruto del emprendimiento de Mario Prada. En ese tiempo, debido a la calidad de sus acabados y al buen hacer de su marroquinería, la marca se convirtió en el proveedor oficial de la Familia Real italiana.

Más adelante, Prada se había posicionado entre la jet set y las esferas más altas del continente europeo. En 1978 tomó las riendas de la dirección artística de la empresa Miuccia, la nieta de Mario, dispuesta a llevarla un paso más allá. Y así lo hizo.

Una de las revoluciones vividas en el mundo de la moda en esa época fue la de Prada, gracias a una mujer preparada, formada e inquieta. En un mundo en el que apenas hay tiempo ,decía la diseñadora, la ropa “puede ser un poderoso instrumento”. A lo que añade: “Es toda esta implicación social de la moda y el vestir lo que encuentro verdaderamente interesante actualmente, y en realidad nadie se molesta en analizarlo porque se supone que nuestro trabajo es algo estúpido y esnob”.

Prada ha sido la encargada de innovar y reinventar la feminidad del nuevo milenio.

Con ella al mando de la empresa, se introdujo a mediados de los años 80 el prêt-à-porter. Desde ese momento hasta hoy en día, temporada tras otra, la firma ha logrado marcar el ritmo de la moda reinventando elementos presentes imaginados en varias siluetas, tales como el encaje, las rayas, la piel de serpiente, el color, las hadas, entre muchos más.

Según expertos de la moda, Prada ha sido la encargada de innovar y reinventar la feminidad del nuevo milenio y proporcionar alternativas a las tendencias de los últimos años. Por esta razón, la dirección de Prada, formada por Miuccia y su marido Patrizio, está detalladamente estructurada en términos arquitectónicos y artísticos. Así, la firma dedica una parte importante de sus esfuerzos a apoyar y producir arte contemporáneo.

Claves de Prada

Las mochilas negras: originaria de Milán y nacida en el 49, Miuccia ingresó en la facultad queriendo revolucionar y se licenció en Ciencias Políticas. En 1978 puso rumbo a la empresa familiar y pronto logró el éxito rotundo por el diseño de unas simples pequeñas mochilas negras fabricadas en nylon. El éxito entre la crítica y el público no la han abandonado desde entonces.

A finales de los 80 su marido y ella decidieron ir un paso más allá lanzando una línea de prêt-à-porter, a la que llamaron Miu Miu. Esto dio como resultado formar una empresa billonaria que posiciona al matrimonio en la cima del mundo de la moda.

El genio de los números en la moda: en la firma aún se puede apreciar la bajada de ventas, y algún crítico afirma que se está renovando toda la red de retail e invirtiendo más en e-commerce y en marketing digital, renovando así el producto para llegar a un público más amplio.

Según declaraciones del CEO en Prada, están convencidos de que su plan es el mejor para volver a un crecimiento estable y seguro. A los fans de la marca sólo les queda desear que así sea. Que vuelvan a tener la suerte del pasado y que los lleve bien lejos.

Diferenciación y Miu Miu 

Otra clave que los ha seguido llevando al éxito, a pesar de todo, es su excelente y riguroso trabajo, porque en Prada a toda esa labor y entrega hay que sumarle el trabajo de la marca Miu Miu.

“En una sociedad donde las celebrities y el dinero hacen que la gente de la calle no encaje, algo va mal”.

Pero cada marca es diferente, Prada es reflexión, es consenso, es el arte de combinar ideas antagónicas a veces en un sólo producto. Miu Miu en cambio es frescura y rapidez. 

La colección lanzada para hombres del año pasado se caracterizó por ser totalmente normal y ordinaria, donde la diseñadora afirmó: “En una sociedad donde las celebrities y el dinero hacen que la gente de la calle no encaje, algo va mal”. Por ello, su mensaje revolucionó y revirtió las tendencias en el sistema.

El arte en Prada es lo primero: aquí, lo que importa son las ideas. A su destilería primigenia (en el 1910) se le han agregado nuevos espacios, como contenedores limpios y despejados, para nutrirlos de arte y propiciar un discurso que nos ayude a comprender cómo se ha transformado toda la sociedad. La sociedad a la que Prada viste.

La prenda estrella de la firma: la falda. Prada ha realizado un compendio con las mejores faldas desde sus inicios hasta día de hoy para exponerlas en diferentes partes del mundo. El producto es el que es pero el montaje varía dependiendo del escenario en el que se muestre.