Género
Marcas
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Los labios son un músculo cutáneo que ayuda a la boca a realizar varias funciones como comer, hablar, respirar e incluso sirven para expresar nuestras emociones y sentimientos.

Son, junto a los ojos, el elemento más llamativo del rostro y en los que se permite un mayor y más lucido trabajo de maquillaje.

Tipos de labios

Al maquillar los labios debes determinar primero el tipo que son para poder enfocarnos en destacarlos o disimularlos.

Labios gruesos

Son carnosos y sugerentes. Son un punto focal importante que debe ser resaltado utilizando los colores y texturas correctas según la ocasión, la hora, el lugar, etc. No se recomienda el uso de tonos claros ni brillos.

Labios finos

Al maquillar los labios finos dará la impresión de que son más grandes, y para ello hay que emplear la técnica adecuada. El uso de colores claros y brillos ayuda a crear voluptuosidad.

Labios asimétricos

Son los que presentan volúmenes distintos. Hay una técnica casi infalible para conseguir la sensación de simetría y es aplicar un tono de pintalabios más oscuro en el labio grueso y más claro en el labio fino.

Labios caídos

Nos fijamos en la orientación de sus comisuras. Deben ser tratados con un corrector y un delineador antes de proceder a aplicar el tono de color elegido.

Tipos de bocas

Cuando conversamos con otra personas los ojos se mueven entre nuestros ojos y nuestros labios mientras nos escucha, por lo tanto su cuidado y maquillaje es de suma importancia. Tener labios sanos e hidratados es el primer paso al maquillaje con aspecto profesional.

Bocas grandes

Se presente como el elemento central del rostro y es importante determinar que se quiere hacer y utilizar los cosméticos adecuados. Si se desea que vaya en proporción al resto del rostro se deben emplear tonos claros pero sin brillos. Si deseamos que la boca grande sea nuestro rasgo distintivo solo queda resaltarla.

Bocas pequeñas

Se recomienda usar brillo o gloss para potenciar el color y hacerla resaltar además de usar corrector y delineador para alargar un poco las comisuras o hacer más voluminosos los labios.

En todos los casos hay que hacer uso del buen gusto porque, al menos que así lo desee, ningún maquillaje debe parecer una máscara, sino hacer resaltar los rasgos que le agradan.