Género
Marcas
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Loción corporal

La palabra loción deriva de un vocablo latín que designaba al lavado, entonces la loción actualmente sirve para la higiene y el embellecimiento del cuerpo humano.

La loción puede aplicarse diariamente y es usada de forma casi obligatoria en los tratamientos corporales no invasivos con los que ayudamos a mantener sano y bello nuestro cuerpo.

Tipos de tratamientos corporales

Al igual que el rostro, su cuerpo también se merece ciertos cuidados. Existen numerosos tipos de tratamientos en función de lo que se quiera cuidar o mejorar. Algunos de los programas de tratamientos corporales son: 

  • Reductores: sirven para disminuir el volumen y los centímetros en todo el cuerpo de manera localizada, sobre todo abdomen, caderas y muslos.
  • Reafirmantes: sirve para tonificar, aportando elasticidad y firmeza. Combina masajes con aparatología.
  • Anticelulíticos: disminuyen la celulitis de forma localizada utilizando masajes, aparatos y técnicas.
  • Maderoterapia: utiliza instrumentos de madera de diversos tamaños para hacer masajes en el cuerpo y su principal aplicación es el moldeado del cuerpo.
  • Cavitación: disuelve la grasa o tejido adiposo aplicando ondas de baja frecuencia. Una vez disuelta la grasa se elimina a través del sistema linfático o la orina.
  • Radiofrecuencia: tratamiento anticelulítico y contra la flacidez que trabaja con electricidad de baja intensidad generando calor.
  • Mesoterapia: aplica inyecciones de productos que ayudan a la desintoxicación a través del drenaje linfático.
  • Presoterapia: se utiliza para eliminar toxinas, contenido intestinal y grasa. Además, estimula el sistema linfático y ayuda a la circulación sanguínea con la aplicación de presión de aire.
  • Drenaje linfático: aplica sobre el cuerpo masajes y rodillos que activan el sistema linfático y ayuda a drenar las toxinas del organismo.
  • Lipoláser (No invasivo): a partir de una frecuencia específica se estimula con láser la célula adiposa para que libere su contenido y se drene fácilmente.

Cómo cuidar la piel seca

El primer paso que debe seguir es tomar mucha agua, se recomiendan 8 vasos diarios. También puede hacer uso de protector solar diariamente y evite exponerse directamente al sol y al viento.

Aplicando productos específicos para este tipo de piel 2 veces al día, en la mañana y en la noche. Si se trata del rostro aplicar mascarillas naturales semanales de miel, aceite de oliva o yogurt. Para el maquillaje recomendamos bases fluidas.

Consumiendo alimentos como: pescado, leche, vegetales de hojas verdes, granos enteros y aceites vegetales, zanahoria, naranja, manzana, remolacha y limón. 

La importancia de la hidratación

La piel tersa, suave y brillante es producto de una hidratación adecuada. Al cumplir años, las glándulas sebáceas disminuyen su actividad y debemos ayudarlas aumentando el consumo de agua diariamente y utilizando cremas hidratantes con frecuencia, ayudando a retardar el proceso de envejecimiento.