Género
Marcas
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Para que una piel pueda ser saludable primero debe estar libre de cualquier suciedad y piel muerta para que sus poros puedan respirar y regenerar así su piel.

Los limpiadores le ayudarán a ello, por eso tenemos para usted varios conceptos básicos a saber para usarlos correctamente.

Limpiador facial: conceptos básicos

Existen diferentes tipos de limpiadores faciales, pero antes de usarlos conviene conocer muy bien cada una de las particularidades de ellos, lo cual conocerás a continuación:

Lo que buscan los limpiadores faciales es exfoliar la piel para poder eliminar los residuos de maquillaje e impurezas que puedan estar atrapadas en los poros. Esto se logra con una gran variedad de elementos naturales como pueden ser la sal, el azúcar, el café y diferentes semillas de frutas.

Abuso de los exfoliantes

Los limpiadores faciales actúan directamente sobre la capa de piel llamada epidermis, la cual es la que se encuentra en contacto directo con el ambiente y el maquillaje, actuando con efecto exfoliante sobre la piel, que es prácticamente eliminar por medio del arrastre de cualquier impureza y piel muerta.

Sin embargo, debe saber que si abusa del uso de exfoliantes puede llegar a dañar tu piel al igual que si usted presiona demasiado al limpiar ya que podría afectar no solo la epidermis, sino también la dermis.

Con la piel sensible, enrojecida o con alguna alergia también debemos tener mucho cuidado ya que es probable que los exfoliantes sean demasiado intensos y causen daños en la piel, por lo que se deberían tener en cuenta exfoliantes específicos para este tipo de piel.

Tipos de limpieza de cutis

Existen varias rutinas de limpieza de cutis que puedes llevar a cabo conforme sea tu tiempo o tus necesidades puntuales, ellas son:

  • Rutina diaria: con esta rutina deberá retirar el maquillaje de su piel todos los días para que siempre se mantenga con una apariencia joven e hidratada.
  • Rutina intensiva: se debe realizar cada 15 días y sirve para retirar la totalidad de células muertas e impurezas que el tratamiento diario no haya podido eliminar.

Cómo limpiar bien en rostro

Limpiar el rostro es sumamente fácil, solo deberá contar con un pañuelo limpio y absorbente el cual humedecerá en agua tibia para así poder finalmente añadir una pequeña porción de limpiador.

Ahora, simplemente deberá mover, con la ayuda de la punta de tus dedos, el pañuelo con el limpiador por su rostro con movimientos circulares. Comience desde la nariz y muévalo a lo largo de la denominada zona T.

Cuidado con los ojos, no limpie con un limpiador facial sus párpados. Si no usa un limpiador especial para esta zona sensible puede llegar a sufrir algunos problemas. 

Después, debe usted secar con una toalla limpia colocándola sobre su rostro unas cuantas veces con ligeras presiones. Nunca frote, su  piel podría enrojecerse.

En PerfumeríaVirtual encontrará un limpiador para cada caso de uso