Género
Formato
Mostrar más

Dior

Lleva más de 60 años siendo líder en el sector de la moda, la cosmética y la perfumería con diseños inigualables, elegantes y que duran en el tiempo. Además de un amplio abanico de propuestas, que van desde la ropa hasta los más exquisitos aromas pasando por unas ventas que alcanzan lo inesperado, los productos Dior son, sin duda, unos de los más influyentes en el sector de la moda y el lujo.

Historia

Christian Dior nace en 1905 en Granville, Francia, lugar de veraneo para la burguesía francesa y donde se ve influenciado en el diseño de sus flores miticas. Su marca se fundó en 1946, llevando el nombre de uno de los diseñadores y personajes de la moda más influyentes del siglo XX y una de las más importantes para el mercado del lujo y la moda.

En la década de finales de los 40, Dior se destacó cuando creó una nueva imagen para la mujer que venía de una guerra en la que se carecían de recursos. Por ello, para darle una nueva forma a la vestimenta femenina se requería una propuesta que las hiciera vestir más femeninas. 

New look para la mujer 

La imagen de la mujer que confeccionó Dior y que revolucionó el mundo de la moda fue llamado el new look. Esta primera colección integraba un talle ajustado, lo que creaba una mini cintura, y unas hombreras extravagantes que le darían forma al cuerpo de la mujer.

Además, otra característica es que la falda se elevaba unos centímetros del suelo y tenía vuelo, como adorno se llevaba un sombrero. Fue la nueva propuesta de feminidad, el reinvento de la mujer y la silueta que dominó la década de los años cincuenta.

Dior llegó a vestir a mujeres de la realeza.

Esta gran innovación logró dominar la industria de la moda. Gracias a su éxito, París también se pudo sostener como la capital mundial de la moda. Otro gran logro de Dior fue descubrir el talento del diseñador Yves Saint Laurent, quien fue su ayudante y aprendió desde patronaje y confección, hasta liderar la marca. Cuando falleció, dejó a Yves al mando de la firma dos años. 

La firma se mantiene hasta el dia de hoy con éxito y manteniendo su inicial elegancia. Christian llegó a vestir a mujeres como Eva Perón o la princesa Diana de Gales, entre muchas otras mujeres de la realeza y de Hollywood desde los años 50.

Legado de Dior

Su talento para la costura, tan fértil como su jardín de Granville se sirvió de la belleza para crear una y otra vez modelos increíbles. De hecho, todos los diseñadores que le han sucedido en su casa han vuelto uno tras otro a redundar en los códigos florales.

"Una mujer Dior no está completa sin su perfume".

Sus socios y amigos establecieron una potente red de contactos por todo el mundo para explotar las licencias de la firma; además, supieron manejar su publicidad con un halo de exquisitez y refinamiento, lo que se tradujo en ventas millonarias, convirtiendo la firma en una verdadera marca global.

Su legado entendía que una mujer Dior no sólo es la ropa, así que añadió bolsos, carteras, zapatos, pañuelos y perfumes. Una de sus mayores contribuciones fue sin lugar a dudas las fragancias. Él decía: "Una mujer Dior no está completa sin su perfume". Y dicho y hecho, no tardaron en aparecer perfumes que con el tiempo se han convertido en clásicos.

Perfumes Dior 

Su planteamiento original dividió la oferta en tres (lo mismo que su código de vestimenta): una colonia fresca para el día, un perfume más sofisticado para el momento del cóctel y una fragancia inigualable para esas noches de ensueño. Difícil de superar, y más ahora con los años que llevan en el mercado.

La era de Boham: el fulgor del New Look fue tal que a Marc Boham no le quedó otra que seguir la estela marcada por el maestro. Su paso por Dior consistió en una continua adaptación, ligeros retoques aquí y allá elevando las prendas de la casa al armario de la gente de sociedad. 

La era de Galliano: John Galliano entró en la maison con sobradas credenciales pero nadie imaginaba lo que estaba aún por llegar. Su trabajo en Dior será difícilmente superable. 

Por último, el mejor de los legados y un cambio necesario. Se sitúa por primera vez a una mujer al frente de una casa mítica de la costura, Maria Grazia Chiuri. La italiana se estrenó en el cargo con la colección de primavera/verano de 2016.

Un principio que fue una declaración de intenciones, We Should All Be Feminists fue el slogan del look estrella del desfile.