Desodorantes en spray

La piel de la axila merece un cuidado especial al igual que cuidamos otras zonas del cuerpo, por lo que elegir un desodorante acorde a tus necesidades es fundamental si quieres mantenerlas sanas.

Todos sabemos lo desagradable que es la transpiración, no solo por la sudoración, si no también por los malos olores que se generan en las axilas después de una fuerte sudoración por no contar con protección desodorante.

No te preocupes, en PerfumeríaVirtual tenemos una selección de desodorantes en spray en distintos formatos, que le acompañarán en el día a día con toda la naturalidad y comodidad para hacer su vida de la manera más sencilla, sin molestias. Los desodorantes en spray tienen una gran concentración de perfume, lo que enmascara el olor inmediatamente y refrescará su piel en esos días en los que hace mucho calor. Es el más elegido por su rápido secado. 

En la web podrá encontrar su producto ideal, contamos con versiones en desodorante de algunos de los perfumes más icónicos (Chance de Chanel o Invictus de Paco Rabanne), que siguen la misma estela olfativa que el perfume original para acompañarlo y dejar una estela de frescura y limpieza.

Tipos de desodorantes ¿Cuál escoger?

Dentro de de los desodorantes debemos destacar dos categorías diferentes que conviene saber para escoger el que mejor se adapte a las necesidades del día a día

  • Desodorantes con alcohol y perfumes: son transpirantes y neutralizan el mal olor de las bacterias presentes en la axila por la acción del alcohol pero no previenen la transpiración. Su eficacia es grande hasta que desaparece el perfume.
  • Antitranspirantes: estos productos tienen la capacidad de regular el olor y la humedad, a través de sales de aluminio que se disuelven cuando entran en contacto con el sudor y la humedad. Suelen formar un gel que bloquea la cantidad de sudor que segregan las glándulas ecrinas. Su duración puede ser de hasta 24 horas, evitando en condiciones normales, una sudoración excesiva. Es importante que las pieles sensibles eviten utilizar este tipo de desodorantes porque pueden producir irritaciones, escozor o picor debido a la presencia de aluminio, aunque su acción no resulta nociva en la mayoría de los casos. Mientras los desodorantes neutralizan el mal olor, los antitranspirantes controlan y reducen la producción de sudor bloqueando las glándulas sudoríparas.