Género
Eje
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Chloé

Chloé es una de las mayores firmas de moda y perfumería de todo el mundo. Conociendo la elegancia y exclusividad de todos sus productos no extraña saber que París fue la ciudad que dio a luz a esta gran empresa y a su creadora, Gaby Aghion.

Exaltar la feminidad a través de la sencillez, la libertad y la ligereza ha sido siempre el camino seguido por este titán de la moda.

Historia de la marca

Gaby Aghion (1921-2014) fue una inmigrante egipcia que llegó a París en 1945 desde su Alejandría natal. El triunfo de esta gran mujer se debió a su carácter visionario en cuanto a productos y al funcionamiento del mercado. 

En 1945, la tendencia en París era la de producir alta costura: prendas de gran calidad, hechas a mano y a medida para los pocos que podían pagar ese lujo, que, en esa época, recién terminada la Segunda Guerra Mundial, eran muy pocos. A la joven Gaby se le ocurrió que se podría crear una línea de moda de alta calidad, pero que estuviese adaptada a la realidad del mercado.

En 1956, en el Café de Flore de París, Gaby Aghion presentó su primera línea de ropa. Desde entonces, la marca parisina no hizo más que crecer. Una de las claves de este crecimiento es que Gaby Aghion siempre supo detectar el talento en la gente y se rodeó  de los mejores profesionales. Uno de los nombres propios en este sentido es Karl Lagerfeld.

Karl Lagerfeld, nacido en Hamburgo en 1933 y fue considerado uno de los modistas más influyentes durante toda la segunda mitad del siglo XX. Desde que fuese nombrado director de diseño, en 1965, muchas personalidades del momento como Grace Kelly o Brigitte Bardot empezaron a llevar la firma.

Aunque, a principios de los 80, tuvo un pequeño paso por Chanel, Lagerfeld fue esencial para Chloé para captar la esencia de la cultura pop y conseguir mantener a Chloé en el lugar que merecía. Tras la marcha definitiva del diseñador alemán llegó Stella McCartney, hija del fallecido Paul McCartney.

McCartney fue una apuesta arriesgada, pues era una desconocida en el mundo de la moda. Sin embargo, supo imponer su personalidad y hacerse respetar. Moldeó la firma a su manera con buenos resultados hasta que decidió en 2001 para crear su propia marca.

Desde Stella, ha habído una época donde solo destacan como directoras de diseño de Chloé las modistas de nacionalidad británica. En concreto son tres los nombres a destacar de este principio de siglo: Hannah McGibbon, Clare Waight Keller y Natacha Ramsey-Levi.

Curiosidades de Chloé

Como curiosidad relacionada con la marca, podemos destacar la acuñación del término francés prêt-à-porter (listo para llevar). Este término nace de la nueva tendencia en moda que sustituyó la alta costura por la producción de moda a gran escala.