Género
Eje
Mostrar más
Formato
Mostrar más

Álvarez Gómez

Con una amplia variedad de productos que engloban el perfume, la higiene, el cabello y la cosmética corporal, Álvarez Gómez presenta calidad y buen gusto.

La empresa surge de la pasión por el sector de la belleza. Los primos Herminio Álvarez Gómez y Emilio Vuelta Gómez dieron vida a un proyecto familiar ambicioso que ahora posee un siglo de trayectoria en la elaboración de Eau de Cologne concentrada Álvarez Gómez

Los aromas naturales, las flores y aceites están presentes en su conocido gel de baño Álvarez Gómez. Combinando un estilo tradicional con productos de vanguardia, consiguen dotar a la marca de un estilo único.

Historia de la marca 

Con Madrid como destino, Herminio, Belarmino y Emilio Gómez deciden abandonar tierras leonesas para adentrarse en la capital e iniciar su incursión en el mundo de la perfumería. 

Empiezan en un lugar seguro para más tarde afianzarse en el sector, allá por 1899. Este es el momento donde sus nombres empiezan a relucir, el cartel reza: “Álvarez Gómez” y la marca comienza a asentarse.

La constante de mantener la limpieza, el frescor y la pureza originarias del campo marcarían el carácter de una futura marca consolidada.

En 1912 es cuando la famosa Agua de Colonia concentrada Álvarez Gómez toma forma. Fieles a su estilo, con una formulación única y personal, la colonia destila grandeza, pero sin llegar a ser un producto exclusivo.

A partir de ahí, todo viene rodado. La empresa construye una fábrica para estandarizar la producción y pone en orden la maquinaria logística para distribuir por toda España. 

Incorporan nuevas figuras de profesionales para mejorar el producto y conseguir una mayor calidad, manteniendo la esencia en todo momento.

Estilo propio y calidad

Con 100 años de historia y unos procedimientos únicos, el resultado es un producto con personalidad. 

Se nota en los materiales, en la selección de cada “pieza” del engranaje, en el mimo y la dedicación. Cuando algo se hace con pasión, se nota. 

Nueva generación

La tradición se perpetúa. Álvarez Gómez tiene su sitio en el mercado a base de esfuerzo y perseverancia con más de 100 años dedicados a una profesión consiguiendo desmarcarse de la enorme competencia. 

La vigencia de la marca es un hecho. Consigue traspasar generaciones y enganchar a los nuevos aprendices en este arte. Un producto vinculado a la artesanía más pura, al saber hacer.